Llámanos al 900 92 51 59 | Servicio de Atención al Cliente de Lunes a Viernes de 8:30 a 17:00 horas

Consejos para pintar la oficina

Pintura para la oficina Pintura para la oficina

Probablemente hayas escuchado muchas veces la importancia del color tanto en el hogar como en el espacio de trabajo, y es que el color de las paredes influye directamente en nuestro estado de ánimo. En el caso de las oficinas,  el color de la pintura afecta al modo en que se desarrollan las actividades, al humor de los trabajadores, y también, nos ayudan a crear una imagen corporativa de cara a las personas que visitan nuestro lugar de trabajo.

Por este motivo, es muy importante elegir bien los colores de pintura para las paredes de la oficina, para favorecer un ambiente agradable, unas tonalidades que marcarán el tipo de ambiente que queremos conseguir. Y es que si quieres lograr un ambiente creativo, o un ambiente de concentración, los colores a elegir serán muy diferentes. Para ello, hay que conocer un poco más a fondo la psicología del color, y aplicarla en el momento de dar color a la oficina.

El color blanco es la gran estrella a la hora de pintar la oficina, un color neutro, luminoso, relajante, que da una sensación de control y organización.

Si deseamos un ambiente enérgico y estimulante, el naranja es un color ideal. Es un color muy utilizado en gimnasios, ya que estimula el entusiasmo y la energía. Como recomendación, es mejor añadir este color a pequeños elementos de la oficina, para no saturar el ambiente. Por ejemplo, se puede aplicar a una columna, una pared, o incluso en las puertas. Combinado con el blanco, estas pinceladas de naranja proporcionarán un carácter muy enérgico a la oficina.

El amarillo también es un color estimulante y comunicativo, aunque es preciso no abusar de un tono muy intenso, ya que puede ser irritante. Consulta en la paleta de colores todos los tonos de amarillo disponibles y escoge los más suaves.

En el lado opuesto encontramos el color azul, que transmite serenidad y favorece la concentración, ideal para mantener un estado de ánimo tranquilo y efectivo entre los trabajadores.

El verde también es un color creativo que fomenta la concentración.

Los tonos marrones y beige, transmiten seguridad, confianza, y son muy elegantes para el lugar de trabajo. Además, los colores tierra ejercen un efecto relajante.

Por el contrario, es recomendable evitar colores muy brillantes e intensos, como el púrpura o el rojo. Éste último incrementa el nivel de energía y puede aumentar el ritmo cardíaco.

Si estás pensando en renovar las paredes de tu oficina, te presentamos la carta de colores Procolor, que te ayudará a elegir los colores de pintura perfectos para tu lugar de trabajo. ¡Descubre las ofertas al comprar pintura online en Centro Procolor!

Deja un comentario