Llámanos al 900 92 51 59 | Servicio de Atención al Cliente de Lunes a Viernes de 8:30 a 17:00 horas

Cómo elegir el color de las paredes exteriores de tu casa

Pintura para exteriores Pintura para exteriores

El color constituye un elemento esencial en la fachada. La utilización de los colores y los acabados influye en cómo percibimos las estructuras de una construcción.

En este artículo te proponemos algunos pasos para elegir tu pintura para exteriores.

Infórmate sobre la normativa de color en fachadas de tu zona

Existen zonas donde la elección del color está limitada por unas normas de unificación de  estilos de fachada. Esto ocurre en su mayor parte en zonas históricas o nuevas urbanizaciones.

Toma tu entorno como punto de referencia

Cada región o localidad cuenta con una identidad y unas características propias. El color es uno de los elementos que ayudan a reforzar dicha identidad. A la hora de seleccionar el tono para tu fachada, no olvides tener en cuenta los colores típicos de la zona.

Lo mismo ocurre con el resto de casas del vecindario. Antes de comprar pintura para fachadas, asegúrate de respetar la línea de estilo, ya que aunque un tono se vea perfecto en una casa aislada,  podría resultar incompatible con los del resto de la comunidad.

El clima también es un factor importante del entorno a tener en cuenta a la hora de seleccionar el color. Si tu fachada se encuentra en un clima cálido, la mejor opción es emplear colores frescos que no absorban el calor, mientras que en un clima frío ocurrirá todo lo contrario.

 

Pintura exterior Procolor Pintura exterior Procolor

Ten en cuenta los colores invariables de la construcción

A la hora de elegir tu pintura para exterior, debes asegurarte de que éste combina con el color del tejado, ladrillos, mampostería y cualquier otra superficie que no vayas a pintar.

Observa la estructura del edificio

La elección del color de la pintura para exteriores influye en la sensación de peso, distancia y forma del edificio. Un color oscuro en la base aportará sensación de solidez y estabilidad, mientras que los colores claros contribuyen a  transmitir ligereza. Aprovecha esta cualidad del color para conseguir el efecto deseado.

Utiliza un tono levemente más oscuro

Cuando observamos un color en una fachada, lo percibimos más luminoso de lo que lo vemos en una carta de colores para paredes exteriores. Para contrarrestar este efecto, es recomendable que emplees un color ligeramente más oscuro al deseado.

 

Deja un comentario